jueves, 20 de agosto de 2015

Había una vez...


Déjenme platicarles una anécdota:
me encontraba en camino a mi lugar de estudios, mi típico peregrinare que incluía un viaje en transporte publico y que algunas veces culminaba en un transborde por el subterráneo (o metro, pa'  los amigos nacionales) cuya duración es entre una hora y media o dos horas.
Como les decía...
Estaba con mis audífonos en medio del trafico, cuando llego una idea a mi cabeza.... un escrito que trataría sobre la decadencia de la civilización (este es un buen titulo!!!) en el hablaría sobre como ha cambiado la forma de pensar de los humanos en las ultimas décadas, como lo que antes se consideraba "inapropiado" es ahora algo común, el papel que los medios de comunicación han tenido en este enorme cambio ideológico, ¿hablaría de religión?  por supuesto!! y de política también, y obviamente los movimientos anarquicos, liberales y terroristas tendrían un especial lugar (porque tampoco estos tres son exactamente lo mismo... aunque fácilmente pareciese así), le dedicaría especial atención al desvanecimiento de los valores morales, como las nuevas generaciones han perdido el respeto hacia prácticamente todo y compartiría vídeos que muestras a los jóvenes..."nuestro futuro" decir las respuestas mas inconcebiblemente estúpidas al preguntarles ¿Qué es el Halcón Milenario?.
Todo esto lo combinaría con escenas típicas de los medios que conocemos y amamos (comics y películas...vamos) todo esto para deleite y satisfacción de los lectores y lectoras que son viejos conocidos o llegaron aquí de alguna forma extraña.
Analisís especializados en los personajes del Joker y de Carnage como un punto de referencia y como personajes tales como Superman o Captain America resultan viejos y aburridos.
Esta serie estaba planeada para ser una sucesión de 3 o más artículos dignos de un premio Nobel.

Con esto en mente, encendí mi ordenador  (que bonita palabra) y me prepare para escribir, cuando la tragedia asomaba su triste y desvergonzada cara. Una situación para la que nadie, por mas previsor que fuese, estaría listo...

No había inspiración.

¿Que paso con todos los planes, las ideas, las referencias que tan solo hace un par de horas brotaban y burbujeaban dentro de mi cabeza como si agua caliente dentro de una sopa instantánea se tratasen?
Todo se había desvanecido.
El titulo estaba listo... pero no había más.
Totalmente decepcionado y derrotado aleje mis dedos (que alguna vez habían llenado de gloria y triunfo tantas paginas en blanco) del ordenador (una vez más... me gusta esa palabra) y medite un poco con la esperanza, todavía viva, de que las ideas regresaran como las moscas regresan a tu platillo aun después de haberlas corrido.
Pero no... eso no paso.
La mosca de las ideas había partido hacia algún desconocido paraje para no regresar.
Así que hice lo único que cualquier persona sabia podría haber hecho.

Y termine Street Fighter 3 por tercera vez... fue un buen combate.

En la próxima entrada les prometo algo interesante en verdad, lo prometo
XD


No hay comentarios: